Información detallada Consejos útiles Los destinos más bonitos

Galicia, un lugar para todos

Galicia es una comunidad autónoma especial, por su situación geográfica, su gente, su gastronomía y sus paisajes. Es un lugar donde todo el mundo puede encontrar planes para hacer ya qué ofrece un amplio abanico de posibilidades qué se adaptan a todos los miembros de la familia. Se forma por cuatro provincias de las que hablaremos más adelante, y la capital de la comunidad es Santiago de Compostela, aunque Vigo es la ciudad más poblada.

Aunque ya sabemos qué hay muchas cosas qué ver en Galicia, tenemos qué elegir con qué quedarnos en el tiempo qué disponemos para visitar esta preciosa comunidad. En este artículo te traemos una serie de lugares que no te puedes perder si vas a la tierriña gallega.

Los encantos gallegos

La Playa de las Catedrales, en Ribadeo, es uno de los lugares más mágicos de toda la costa cantábrica. Cuando la marea baja se puede caminar bajo los arcos que crean esta maravillosa estampa. Eso sí, cuidado si vais en verano por qué el aforo está restringido a un número de personas por lo qué quizá no podáis entrar ese día o tengáis que esperar bastante.

Si eres más de ver pueblos y cultura que paisajes, Mondoñedo es el lugar ideal para hacer una paradita en el camino. Un pueblo donde se respira paz, aunque en verano se convierte en un pueblo animado ya que por allí pasa el Camino de Santiago. Su catedral del siglo XIII merece la pena una visita.

Siguiendo con ciudades, A Coruña es una joya qué todavía mucha gente no conoce cómo debería. Está llena de lugares mágicos qué harán qué te sientas en otro planeta. Uno de ellos es la Torre de Hércules, un faro de 57 metros de alto del siglo I, por lo que es el faro más antiguo del mundo. Además, su gente es maravillosa y qué decir de la gastronomía, esas tortillas patatas y pulpo con cachelos te enamoraran.

Para los que prefieren la naturaleza, Galicia también tiene muchos paisajes preciosos qué encandilarán a cualquiera. Uno de ellos es Finisterre, el fin del mundo, situado en el punto más noroeste de la península, la fuerza del mar te dejará atónito. De ahí, lo mejor es bajar hacia el sur por las Rías Baixas, donde conoceréis pueblos pequeños llenos de cultura y unas mariscadas impresionantes.

Santiago de Compostela, esa ciudad tan significativa para los peregrinos y para los qué van a visitarla. Con su catedral, sus calles de piedra y gente qué va y viene, se crea un ambiente muy especial qué estoy segura de qué te impregnará e incluso quizá te animes a hacer un trocito del Camino de Santiago tú mismo/a. ¡Buen camino!

Y no podemos acabar este artículo sin mencionar unos de sus mayores secretos, los furanchos. Si visitas Galicia de Diciembre a Junio, pregunta por el furancho más cercano. Los furanchos son casas en las que producen vino y durante unos meses pueden vender el vino y ofrecer comida. Esta comida es local, casera y muchas veces cultivada en sus propias tierras, al igual que el vino. Eso sí, no esperes nada sofisticado, lo más seguro que cada comensal tenga una silla, cubierto y plato diferente. Pero eso sí, todo riquísimo y súper barato.

Alojamiento en Galicia

Encontrar alojamiento cuando vas de viaje en una buena zona a un buen precio es algo relativamente complicado, es por esto que hay sitios como donde dormir que te ayudan indicándote tanto las mejores zonas dónde alojarte como los mejores precios de alojamientos existentes.


Volver