Información detallada Consejos útiles Los destinos más bonitos

Prepara tu viaje a Nueva Zelanda

Situada en el Océano Pacífico, Nueva Zelanda se compone de dos grandes islas (la Isla del Norte y la Isla del Sur), así como de un gran número de islas más pequeñas. La capital Wellington está situada en el sur de la Isla Norte. Es la tercera ciudad más grande del país después de Auckland y Christchurch. Sin embargo, Nueva Zelanda no es sólo acerca de estas grandes ciudades y los turistas encontrarán muchos destinos posibles para sus vacaciones. El patrimonio natural del país es probablemente su mayor fuente de atracción y encontrarás más de 14 parques nacionales. También puedes visitar uno de los fiordos más famosos del mundo: Milford Sound, particularmente famoso por sus caminatas, un sitio que algunos consideran uno de los más bellos del mundo. Por último, si eres un entusiasta de los deportes extremos, no dejes de visitar Queenstown, donde podrás practicar bungee jump y paracaidismo en un entorno idílico. En resumen, si eres un amante de la naturaleza, aventurero o temerario, Nueva Zelanda es tu destino de viaje.

 

Nueva Zelanda, un país lleno de diversidad y sorpresas

¿Estás pensando en viajar a Nueva Zelanda por un tiempo y quieres saber qué es eso qué no te puedes perder en tu visita? No lo dudes más y coge papel y boli ya que no podrás resistirte a nuestras sugerencias. Aunque sea un país grande dividido en islas, Nueva Zelanda es un país desarrollado (y bastante caro, todo hay que decirlo) y moverse es muy fácil. 

Si eres fan de El Señor de los Anillos, no puedes no visitar Hobbiton, situado en Matamata, qué es el set de rodaje de esta película tan famosa. Se trata de las pequeñas casas en los qué los hobbits viven en la película, qué ganó 17 premios Oscar. Aun siendo un lugar muy turístico, merece la pena visitarlo y ser transportado a la casa de Frodo, Bilbo y Sam. 

En el caso de que te guste la naturaleza y los parques nacionales, el Parque Nacional de Tongariro merece la pena sin duda. Con tres volcanes activos, lagos de color turquesa y aguas termales, es una experiencia digna de vivir. También cuenta con elementos culturales maoríes, por lo que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por Unesco. 

Otra de las maravillas naturales de este país se presenta en forma de cueva. La cueva Waitomo no es como cualquier otra: aparte de las maravillosas estalactitas y estalagmitas, son luminiscentes. En ellas viven unos mosquitos tipo luciérnaga qué brillan en la oscuridad e iluminan la cueva de manera sorprendente. 

Milford Sound es impresionante visites como lo visites. Son unos fiordos de más de 15 km, con algunas paredes de más de 1000 metros alzándose a los lados. Se puede conocer a pie, en barco, con kayak e incluso haciendo submarinismo. Elijas lo qué elijas seguro qué no te quedaras insatisfecha/o de haber visitado lo qué algunos catalogan cómo la octava maravilla del mundo. 

¿Te acuerdas de la película de ‘Las Crónicas de Narnia? Si es así, seguro que sabes por donde entro la familia Pevensie a Narnia. Es un puente de piedra qué da a una de las playas más bonitas de todo el país, situada en la península de Coromandel. La Cathedral Cove merece sin duda una visita, ya sea en kayak, andando o en barco. 

Wai-O-Tapu es otra de las maravillas de la naturaleza qué nos recuerda lo qué está sucediendo bajo tierra, especialmente en Nueva Zelanda. Con geisers, aguas termales y piscinas de agua hirviendo, es un lugar que parece estar fuera de la tierra. Al ser una zona de intensa actividad geotérmica, se pueden apreciar muchas reacciones en directo, por lo qué no querrás caerte en una de sus pozas llenas de agua a más de 100ºC.

Cómo ya lo has podido comprobar, Nueva Zelanda gusta a todos, desde los amantes del mar o la montaña a los apasionados por la cultura y los animales. ¡Y qué decir de las ciudades, de las que hablaremos en otro post!

Si quieres ir a Nueva Zelanda a estudiar, este artículo te desvelará como hacerlo. No lo dudes más y haz ya tu sueño realidad, ¡estudiar y trabajar en Nueva Zelanda es posible!
 

Volver