Información detallada Consejos útiles Los destinos más bonitos

El Reino de Navarra

Navarra, Nafarroa en euskara, es una comunidad foral situada en el norte de la península. Pegada a los Pirineos, es una región muy rica en paisajes de todo tipo, desde las altas montañas verdes hasta paisajes más áridos cómo Las Bárdenas Reales. Aunque no tenga costa, Navarra ofrece muchísimos lugares ideales para hacer planes con toda la familia, no te aburriras.

Si lo qué buscas es naturaleza, Navarra tiene mucho qué enseñarte. Uno de los lugares más conocidos es la Cueva de Zugarramurdi, situado en el pueblo de Zugarramurdi, qué con poco más de 200 habitantes, se considera el pueblo de las brujas. Se dice qué antiguamente las mujeres del pueblo se reunían en las cuevas mientras los hombres pasaban meses en la mar. Muchas de ellas fueron quemadas por la inquisición, aunque según dicen, solo eran comadronas aficionadas a las hierbas, y no brujas.

La Selva de Irati es otra de las maravillas de esta comunidad. Cuenta con 17.195 hectáreas, por lo qué es el bosque más extenso de Europa tras la Selva Negra de Alemania. Está compuesta por una densa capa de hayedos y abetos qué crean un manto de colores espectacular. En el corazón del bosque podemos encontrar el embalse de Irabia y la ermita de La Virgen de las Nieves, e incluso 24 miradores por todo el bosque para poder tener unas vistas impresionantes del lugar. Sin duda un sitio del qué no querrás irte si eres un amante de la naturaleza.

Otro de los lugares mágicos es el Valle de Baztan. Para llegar a él desde Roncesvalles, hay qué pasar por tierras francesas. Antes de llegar a Elizondo, la capital del valle, no te puedes no parar en Arizkun, donde se encuentra el Museo Santxotena, que expone piezas de madera. Los habitantes del valle son hidalgos por nacimiento, gracias a qué Sancho el Fuerte venció la Batalla de Las Navas de Tolosa en el siglo XIII. Además de la rica historia y cultura qué tiene este lugar, los chocolates de Elizondo o el queso Idiazabal te convencerán de la importancia de este lugar.

Dejando a un lado la naturaleza, pero siguiendo con la historia y la cultura de este reino, El Castillo de Olite es otra de las excursiones imprescindibles si estás por esta zona. Situado en la margen derecha del río Cidacos, Olite fue una fortaleza construida por Carlos III de Navarra para su mujer y su hija. Hoy en día su reconstrucción es tan real qué te transportará a tiempos lejanos y te sentirás cómo una reina.

Por último, no podemos terminar este artículo sin mencionar las Bardenas Reales. Es un desierto montañoso qué se moldea en formas impresionantes. Situado muy cerca de Tudela, este lugar tan especial no dejará insatisfecho a nadie. Sus formas y colores son el resultado de miles de años de erosión qué hoy en día crean estas impresionantes montañas áridas.

Aquí te dejamos una lista de alojamientos recomendados en los qué te sentirás cómo en casa cuando visites Navarra:

Volver